11 Golpes del Bádminton imprescindibles: Del Clear al Smash pasando por el DRIVE

Para ser un buen jugador de bádminton, necesitas entrenar y dominar los distintos tipos de golpes existentes. Desde el clear, el net drop o el drive hasta el smash, pasando por el servicio y por los tipos de golpes desde la red, cada uno de ellos será fundamental para los distintos escenarios ante los que podrás enfrentarte en un partido.


Clear en Bádminton

El “clear” es de los golpes meramente defensivos. Consiste en enviar el volante desde la parte trasera de tu pista hasta la parte trasera de la pista de tu rival. La trayectoria del volante puede ser con mayor o menor elevación, dependiendo de las circunstancias del juego. De igual modo, puede ser efectuado con un golpeo de derecha o de revés. Es más profundo que un drive y suele ser empleado para recuperar la posición en la pista. Se debe evitar quedarnos cortos en la profundidad o de lo contrario, nos exponemos a recibir un smash por parte de nuestro rival.

Dejada o Net Drop

Consiste en golpear el volante desde el fondo de tu pista y enviarlo a la parte frontal de la pista de tu oponente, lo más cerca posible de la red. Es uno de los golpes más complicado por la gran precisión que requiere. Puede ser efectuado de derecha, de revés e incluso estando completamente de espaldas hacia la red. Dominarlo debe ser una prioridad ya que se trata de uno de los golpeos de mayor utilidad en el bádminton. El volante debe pasar muy cerca de la red, ya que si lo elevamos de más, quedaremos expuestos a recibir un smash.

Remate o «smash»

Se trata de uno de los golpes más emocionantes del juego. Consiste en enviar el volante desde la parte trasera de tu pista hacia la parte central de la pista de tu rival, con una trayectoria completamente descendente y a máxima velocidad. El smash es uno de los golpes de tendencia ofensiva que se utiliza para finalizar los puntos y puede ser efectuado de derecha o de revés.

Smash en Salto

Sin duda, de los tipos de golpes más emocionantes y espectaculares que se pueden dar durante un partido de bádminton. Su tendencia es 100% ofensiva y la diferencia con el smash tradicional es que en estos golpes se efectúa un salto previo. Con esto se busca incrementar la fuerza y el ángulo descendente del volante. Para poder perfeccionarlo, es fundamental sincronizar perfectamente el momento del salto, ya que una falla de coordinación nos pondrá en una situación de franca desventaja.

Servicio

Se considera de los golpes más importantes del juego. Es el único en el cuál tienes control absoluto del contexto del mismo por lo que dominarlo debe de ser una de tus prioridades. Si bien puede ser realizado golpeando de derecha, para jugadores avanzados se recomienda realizarlo de revés.

Vemos con detalle el saque en el bádminton en este artículo.

Drive

Se considera un drive cuando golpeas el volante desde la parte central de tu pista y lo envías al centro de la pista de tu rival. La tendencia del drive ligeramente ofensiva y es mucho más empleado en juegos de dobles. En partidos individuales, el drive se usa poco por lo impredecible del resultado y sólo es recomendable cuando el contexto del punto sea de una marcada ventaja a tu favor. Para jugadores poco experimentados, el drive será uno de sus golpes básicos y poco a poco podrás perfeccionarlo.

Despeje o Lob

En estos golpeos, se envía el volante desde delante o centro de tu pista hasta a la parte trasera de la pista de tu rival. En dobles, los golpes defensivos se utilizan esperando que la devolución de tu rival se débil y eso te permita recuperar la iniciativa del punto. En individual, es una forma de obligar a tu rival a moverse por toda la pista, permitiéndote así recuperar el control del punto. La diferencia con el drive radica en la profundidad de estos golpeos.

El golpe defensivo es especialmente útil cuando tu condición física es superior a la de tu rival, ya que, de esta forma, alargarás los puntos y cansarás a tu oponente.

Golpes desde la red

Estos golpes los ejecutas desde la parte frontal de tu pista con la intención de que el volante apenas cruce la red y caiga en la parte frontal de la pista de tu oponente.

Normalmente se busca que el volante no se eleve y apenas rebase la red, ya que, de lo contrario, para tu rival será muy fácil ejecutar un smash. Si bien es un golpe de alto riesgo por la precisión que requiere, también es de los golpes más útiles, especialmente en juegos individuales.

Golpes de red elevados

Uno de los golpes con una tendencia marcadamente defensiva. Se ejecuta golpeando el volante desde la parte frontal de tu pista, muy cerca de la red y enviándolo a la parte trasera de la pista de tu rival con una trayectoria elevada. Se emplea buscando mantener vivo el punto y esperando que la devolución de tu oponente sea un drive débil para que puedas así retomar el control del punto.

Kill

Es el golpe más ofensivo del juego y se emplea para dar por terminado el punto. Consiste en golpear el volante violentamente desde la parte frontal de tu pista con una clara dirección descendente. En otras palabras, se trata de un smash efectuado muy cerca de la red. En la mayoría de las ocasiones, estos golpes representan el final del punto.

Brush

Uno de los golpes de alto riesgo. Consiste en golpear el volante muy cerca de la red y buscar que la cruce ligeramente en un movimiento lateral. Se debe de ser muy cuidadoso de no tocar la red al momento de realizarlo ya que, de lo contrario, esto representaría a pérdida del punto.

Conclusión

Como puedes ver, existe una gran diversidad de golpes a efectuar, un buen clear te ayudará a recuperar la posición, un buen drive a generar más presión y dominar el smash poco a poco te hará ganar puntos que ni imaginabas cuando empezaste a jugar. Conocer cada golpeo y practicarlo es la única forma en la que lograrás mejorar tu nivel de juego. Al entrenar, deberás ejecutarlos tanto de derecha como de revés, ya que no sabes en qué contexto del juego deberás recurrir a ellos.


Recursos de referencia:

https://www.thebadmintonguide.com/badminton-shots/