Todo lo que necesitas para jugar al Bádminton

El bádminton es un deporte que tiene varios siglos de historia y que en los últimos años ha tomado gran popularidad. Comenzar a jugar es bastante sencillo. Sólo necesitas un par de raquetas, una red y un volante. Tras los primeros golpes, te darás cuenta que, además de ser un deporte muy emocionante, es un gran ejercicio.


Cómo se juega al bádminton

Jugar bádminton es algo que podemos explicar de forma muy sencilla. El objetivo principal es golpear un volante con tu raqueta para que este pase encima de la red y caiga al suelo dentro de la pista de tu rival. Ahora, esta explicación podemos complicarla más y más hasta llegar a las reglas actuales del deporte, sin embargo, si quieres comenzar a jugar , basta con que te quedes con esta idea principal. En realidad, todo se trata de entretenernos y pasarla bien.

El bádminton es un deporte muy divertido y, sobre todo, una gran alternativa para hacer ejercicio. A pesar de que la pista de juego es relativamente pequeña, necesitarás una gran velocidad, mucha fuerza en piernas, brazos, espalda y abdomen y sobre todo gran condición física para jugar a buen nivel. De hecho, el portal Development nos dice que jugar bádminton por una hora puede quemar entre 400 y 450 calorías y nos permite elevar el ritmo cardiaco hasta en un 80-85% comparado con nuestro ritmo cardiaco máximo.

Si tienes interés en jugar bádminton a un nivel profesional, entonces te recomendamos que conozcas todo sobre los distintos tipos de golpes que existen en este deporte. Es importante poner especial atención en el saque, ya que sin duda se trata del golpe más importante durante el juego. Practica tus tiros de derecha y de revés y busca mejorar la precisión de tu puntería. Un buen ejercicio de inicio es sacar intentando que el volante impacte una superficie pequeña, como lo puede ser un vaso o una taza.

Con qué se juega al bádminton

Como en todos los deportes, para jugar bádminton requieres de una serie de artículos básicos. Lo primero y más importante, es contar con un par de raquetas. Existen muchísimas opciones de diversas marcas y de todos los presupuestos. Aquí, lo más importantes, es que conozcas sus características para que puedas encontrar la mejor opción dependiendo de tu estilo de juego. Por lo regular, una raqueta para jugar bádminton tiene un peso aproximado de entre 75 y 95 gramos. Además del peso, existen otros factores que pueden ser importantes al momento de tomar la decisión, como lo son el tipo de empuñadura, la tensión de las cuerdas y la distribución del peso de la raqueta.

Tampoco se puede jugar al bádminton si no se tiene un volante y sí, también existen algunas opciones al respecto. Existen volantes de plástico y de plumas. La principal diferencia que encontrarás radica en el desplazamiento que tendrá después del golpe y en la fuerza que necesitarás imprimir para que llegue al fondo de la pista. Los torneos oficiales se juegan con volantes de plumas, pero, si tu estás apenas comenzando a jugar bádminton, entonces un volante de plástico puede ser tu mejor opción.

Ahora toca el turno de hablar de las redes, porque efectivamente, tampoco se puede jugar al bádminton sin una red. Si vamos a jugar de modo profesional, entonces la red debe de cumplir una serie de lineamientos respecto a la altura, la dimensión y la tensión. Pero si lo que buscas es divertirte un rato, entonces podrás encontrar muchísimas opciones de redes portátiles para todos los presupuestos. Lo ideal es que sean de altura ajustable para que puedas aprovecharla para jugar otros deportes y que sea ligera y fácil de transportar, así podrás tomar tus raquetas, tu volante, y pasar una tarde entera jugando bádminton sin importar donde te encuentres.

Si bien se puedes jugar con cualquier tipo de calzado deportivo, es importante comprar un buen par de zapatillas de bádminton sobre todo si tienes pensado practicar este deporte más en forma. Es importante que sean tenis cómodos, que te ajusten bien al pie para evitar ampollas y que sean antiderrapantes para evitar una posible lesión. 

Dónde jugar al bádminton

Si sólo quieres un rato de diversión, puedes jugar al bádminton prácticamente en cualquier lugar. Ahora, si estás buscando una experiencia más cercana a la realidad, entonces deberás asistir a una pista. Por lo general tienen una longitud de 13.40 metros por 6.10 metros de ancho. La red tiene una altura de 1.55 metros y el suelto tiene una serie de líneas que delimitan el área de servicios y los límites del juego. En España existen canchas para jugar bádminton por todo el país.

Selecciona tu comunidad autónoma para encontrar pistas de bádminton más cercana:

Andalucía
Almería: Almería Cádiz: Cádiz | Conil de la Frontera | La Línea de la Concepción Córdoba: Córdoba Granada: Granada Huelva: Aracena Jaén: Jaén Málaga: Antequera | Benalmádena | Málaga Sevilla: Sevilla
Aragón
Huesca: Huesca Teruel: Montalbán | Teruel Zaragoza: Cuarte de Huerva | Zaragoza
Castilla La Mancha
Albacete: Albacete | Chinchilla de Monte-Aragón Ciudad Real: Ciudad Real | Daimiel Cuenca: Cuenca Guadalajara: Guadalajara Toledo: Burguillos de Toledo | Cobisa | Recas | Toledo
Castilla León
Ávila: Ávila Burgos: Aranda de Duero | Burgos | Rabé de las Calzadas León: León Salamanca: Salamanca Segovia: Segovia Soria: Soria Valladolid: Valladolid | Zaratán
Comunidad valenciana
Euskadi
Gipuzkoa: Olaberria Bizkaia: Portugalete
Galicia
A Coruña: A Coruña Lugo: Lugo Pontevedra: A Estrada | Celanova
Islas Baleares
Islas Canarias
Las Palmas: Arrecife | Las Palmas Santa Cruz de Tenerife: Tenerife

Con quién jugar al bádminton

¡Con quien quieras! Esa es una de las maravillas de este deporte, que cualquier persona puede jugarlo. De hecho, el bádminton es uno de los deportes más incluyentes, ya que puede ser practicado por personas de todas las edades e incluso por personas con alguna discapacidad física.

Ahora, si tu idea es jugar un rato sólo por diversión, entonces puedes decirle a alguno de tus amigos y comenzar a practicar con el volante. Cualquier parque, cualquier patio o cualquier espacio abierto se puede convertir en una pista de bádminton. De hecho, si quieres comenzar a practicar, incluso puedes hacerlo rebotando el volante contra una pared para comenzar a mejorar así tu control sobre la raqueta. De hecho, existen muchos ejercicios para aprender a jugar bádminton y algunos de ellos los puedes practicar tu solo.

Conclusión

El bádminton es un deporte muy divertido y una gran actividad física. No existe pretexto para no comenzar a jugar. Sólo necesitas tus raquetas, un volante, una red, y sobre todo muchas ganas de hacer ejercicio. Conoce más de este deporte que en los últimos años ha tomado gran popularidad en España gracias a los grandes resultados obtenidos por nuestros atletas internacionales.