La historia del fútbol desde sus orígenes hasta convertirse en deporte rey

¡El fútbol, ​​acertadamente llamado el deporte rey, desata pasiones y no deja a nadie indiferente! Lo siguen miles de millones de personas en los cinco continentes y lo practican millones de personas: tanto aficionados, como semiprofesionales y profesionales. Mueve sumas astronómicas y pone en juego el orgullo nacional o regional, alimentando rivalidades históricas.


Redacción de textos y contenidos de Javier N.
Fisioterapeuta / Futbolista amateur
Última revisión en

Este deporte tiene un origen, y una historia construida a lo largo de los siglos; ¡hablemos de ello!

Inglaterra, patria del Fútbol

El fútbol, ​​tal como lo conocemos, es un deporte centenario. Y nadie discute la paternidad de Inglaterra, pues es en 1863 cuando comienza realmente la historia moderna de este deporte, fecha en la que se crea la primera estructura específicamente dedicada al fútbol: la Asociación de Fútbol y sus famosas 13 reglas.

El «Ts’u Chü» o “Cuju” chino

Aun así, si bien es cierto que el fútbol que se juega hoy día nació en Inglaterra, la historia de este deporte se remonta miles de años, pues sabemos que durante milenios los humanos han estado pateando balones.

En ese sentido, diversos historiadores han descubierto así, en un libro militar chino, que ya en el siglo II a. C. se jugaba al fútbol. Este primer antepasado del fútbol, ​​adoptado durante la época de la dinastía Han, se llamaba «Ts’u Chü» o “Cuju”. Un juego tan simple como divertido.

Esta práctica deportiva consistía en hacer entrar una pelota —sin usar las manos— en una red que se montaba sobre tallos de bambú. Las partes del cuerpo que se podían utilizar eran los pies, pero también el pecho, la espalda o los hombros. En aquellos días de nuestros gloriosos predecesores, las pelotas estaban hechas de pelo y plumas, o de cuero.

El Tlachtli mexicano

Podemos afirmar que incluso los aztecas jugaban al fútbol. Lo llamaron «Tlachtli». Este juego apareció casi al mismo tiempo que el «Ts’u Chü» en China y consistía en cubrir una piedra con una capa de goma de mascar; tenían que asegurarse que la pelota tuviese una forma redonda para poder rodar y que esta no se deformase al ser pateada.

Los jugadores debían intentar meter la pelota en el anillo de madera —a modo de portería— de sus oponentes sin poder usar las manos. Era una práctica muy violenta y agresiva, utilizada para resolver disputas entre partes y en la que se llegaban a practicar sacrificios humanos.

El Kemari japonés

Este juego de la antigüedad puede considerarse otro de los precursores del fútbol. Nació en el siglo IV o V d.C en la isla de Japón y no era de carácter competitivo, sino colaborativo. Los jugadores debían procurar que la pelota se mantuviese en el aire sin usar las manos.

Harpastum romano

El Hasparstum es una variante del fútbol introducida por los romanos y popularizada durante siglos en áreas bajo la influencia del imperio. No era muy diferente del Episkyros, de origen griego. Era mucho más sofisticado que el «Ts’u Chü» o el Kemari.

Dos equipos tenían que competir jugando con una pelota pequeña, en un terreno rectangular donde los límites y la línea central del terreno eran bien definidos y se marcaban en el suelo. El equipo ganador era el que lograba traspasar los límites del campo contrario con el balón en los pies. Se podía jugar utilizando cualquier parte del cuerpo, incluidas las manos. Por lo tanto, el uso de los pies no era exclusivo.

Calcio Florentino

A los italianos les gusta considerar su calcio florentino como el verdadero antepasado del fútbol moderno. Y puede que no estén equivocados, pues, de hecho, durante este violento juego, los globos estallaban con regularidad. Ya no se trataba solo de hacer rebotar la pelota, sino que era necesario que esta pudiese resistir los golpes.

Claramente, tenían que resolver una contradicción: «la pelota debía estar hueca para rebotar, pero llena para resistir los golpes». De ahí la idea de que las pelotas no tuvieran solo una membrana, sino dos. Fue entonces cuando empezaron a envolver vejiga de cerdo —inflada con aire— con cuero. La ventaja de esta idea era que el cuero se estira cuando se infla la vejiga del cerdo. ¡Así nació el primer balón de fútbol!

Este principio fue utilizado posteriormente para diseñar balones para todos los deportes de equipo.

El balón moderno

El balón redondo que conocemos hoy día se lo debemos a Charles Goodyear. De hecho, este químico estadounidense inventó la vulcanización en 1842, revolucionando así el uso del caucho en el campo industrial. El fútbol no se quedó al margen, por ello se fueron reemplazando las vejigas naturales de los cerdos por cámaras de goma.

Fue así que el fútbol entró en una nueva era: la de los globos perfectamente esféricos. Estos nuevos globos, más fáciles de manejar, han sido objeto de constantes mejoras a partir de entonces.

¡Una visión global de los verdaderos comienzos del fútbol!

Se cree comúnmente que los verdaderos inicios del fútbol, ​​tal como se lo conoce hoy, abarcan un período comprendido entre 1835 y 1870. Esto debido a que es en este período cuando se establecen unas reglas precisas. También fue durante este período cuando nacieron los primeros clubes, las primeras copas, los primeros campeonatos y las primeras federaciones.

Veamos su cronología desde el principio:

  • En 1835 se anunció en Gran Bretaña la Highway Act, por la que quedaba prohibido jugar al fútbol en la vía pública.
  • En 1848 nacieron las Reglas de Cambridge, el primer intento de estandarizar las distintas reglas del fútbol.
  • En 1860 nació el primer club de fútbol no inglés. El Lausanne Football and Cricket Club de Suiza.
  • Entre 1860 y 1880, notamos una profunda transformación del juego. Se cambió la modalidad de juego “dribbling game” —juego de regates— por la de “passing game” —juego de pases—. Esto es debido a que en un principio el fútbol era un juego puramente individualista en el que todo el mundo atacaba y en el que nadie defendía. Este cambió en el estilo de juego dio pasó a un fútbol moderno más parecido al de hoy día. Así, poco a poco, el fútbol se fue convirtiendo en un juego más colectivo. Ya no se trataba solo de apresurarse en meter gol, sino de poner el balón en el suelo y construir el juego en base al colectivo.
  • En 1863 se crea la Football Association (FA), la primera asociación de fútbol. Reunía a los once clubes ingleses.
  • En 1863, la FA acordó 14 reglas del juego muy parecidas a las Reglas de Cambridge.
  • En 1863 se jugó el primer partido bajo las reglas de la FA;
  • En 1870, se estableció el puesto de portero. Debía usar gorra y se le permitía coger el balón con ambas manos.

El fútbol alcanzó la categoría de deporte profesional en 1885 en Inglaterra, por supuesto. Pero el primer campeonato no se celebró hasta 1888-1889.

Después de colonizar el continente europeo, el fútbol se exportó gradualmente a América Latina y América del Norte en los años 1870-1880 y fue incluido en los Juegos Olímpicos de Atenas de 1896. Pero no sería hasta 1908, en la edición de Londres, que viésemos por primera vez a las selecciones nacionales.

La Fédération Internationale de Football Association (FIFA) fue creada en 1904 en París y la primera copa del mundial de fútbol se celebró en Uruguay en 1930 con la participación de trece países. Desde entonces, esta primera edición ganada por el país organizador, ha sido seguida de otras 20 ediciones.

Según la FIFA, el fútbol cuenta hoy con 270 millones de jugadores en el mundo, 301.000 clubes y 1.700.000 equipos. Estas asombrosas cifras son más que suficientes para medir la magnitud del fenómeno que es hoy día el deporte rey.

¿Por qué se popularizó tanto el fútbol?

Razones por las que el fútbol ha llegado a ser el deporte más practicado del mundo hay muchas, pero veamos al menos algunas de las más relevantes:

  • Comparado con otros deportes, el fútbol no es caro en absoluto. Es fundamental destacar que no se necesita un balón profesional para poder comenzar a jugar, sino que se puede usar casi cualquier cosa (desde latas de refrescos hasta botellas de plástico). Todo lo que tienes que hacer es conseguir dos elementos para marcar los postes de la portería y listo. Incluso en el caso de comprar un balón de fútbol real, este no cuesta mucho dinero.
  • El fútbol es un deporte muy dinámico y divertido, esto lo hace muy popular en todo el mundo.
  • Es uno de los deportes más fáciles de practicar.
  • No tiene reglas muy complicadas. Alguien que nunca ha jugado el juego puede fácilmente aprender las reglas y empezar a disfrutarlo.


Hoy, de de , es un gran día para compartir

Deja un comentario