Cómo jugar squash

Todo lo que necesitas para saber como jugar squash si te estás iniciando en este maravilloso deporte de intensidad, resistencia, coordinación y fortaleza mental.


Como jugar squash
Aprende cómo jugar squash con nuestros consejos

Squash y salud

Practicar squash mejora tu salud cardiovascular, incrementa la fuerza, la resistencia, mantiene tu peso y acciona sobre tu coordinación y agilidad. Está en el top de deportes que más calorías te hacen quemar al practicarlo por hora, con 900 calorías por hora de squash.

Antes de continuar, debes tener en cuenta que el squash es un deporte exigente en cuanto a actividad cardiovascular, por lo que no es indicado si padeces de corazón.

Nutricionalmente debes tener en cuenta que debes hidratarte antes de jugarlo, mientras juegas, en las pausas entre juego y juego y después de practicarlo. Modera la cantidad de ingesta de comida antes de jugarlo, trata de comer algo energético pero no pesado.

Psicológicamente el squash tiene muchos beneficios, ya que como casi todos los deportes, su práctica nos hace generar endorfinas, que nos hacen sentirnos bien, nos activa y contrarresta el sedentarismo, nos hace ganar confianza en nosotros mismos y combate el stress como ningún deporte. Si lo practicas vas a ver como te encuentras fenomenal cuando termines un partido, sobre todo si lo has jugado con gran intensidad.

Cómo se calienta para jugar squash

Antes de empezar un partido de squash es necesario realizar unas rutinas de calentamiento para poner a tono la musculatura antes de comenzar un partido de este exigente deporte. Hay que mentalizarse de que el calentamiento es una parte más del juego y obligarse a hacerlo ya que evitaremos lesiones musculares, generalmente provocadas por grandes estiramientos de la musculatura en pleno partido y mejoraremos el riego sanguíneo.

Algunos ejercicios recomendados en el siguiente vídeo:

  • Caminar en pasos laterales muy rápidos alternando izquierda y derecha y desplazándonos levemente hacia adelante. Repetir yendo hacia atrás.
  • Caminar rápido a pasos cortos subiendo mucho las rodillas, de nuevo hacia avanzando y retrocediendo.
  • Marcar el movimiento del cuerpo que hacemos antes de golpear tanto de derecha como de revés, dejando la pierna de apoyo delantera flexionada y estirando la otra pierna. Servirá de estiramiento de la musculatura y nos ayuda a interiorizar el movimiento.

Cómo jugar Squash: Las líneas en la pista

En una cancha de squash existen las siguientes líneas que la delimitan que necesitamos conocer para comprender las reglas.

Las líneas en la pista de squash
Cancha de squash con sus lineas

Cómo jugar Squash: Reglamento resumido

En este resumen tratamos de una forma muy resumida y suficiente las reglas del squash para la comprensión de quien esté interesado en iniciarse.

  1. Calentamiento según lo detallado en las rutinas anteriores.
  2. Jugar bola de saque. Debe haber juego, es decir, cada jugador debe devolver la bola al menos una vez sin incurrir en fallo. Quien gane el punto comenzará sacando.
  3. El sacador decide desde que campo empezar a sacar, si gana el punto sacará desde el campo contrario y se alternará hasta que pierda el punto. Debe permanecer con un pie en el área de saque y dirigir el saque de modo que bote entre la línea de falta superior y la línea de saque para dirigirse hacia el campo contrario, delimitado por la línea de falta y la línea media, en el que permanecerá el restador, sin poder rebasarlo hasta devolver el saque.
    El restador puede devolver el saque sin que haya botado en su campo.
  4. Una bola es mala y se pierde el punto si: Bota dos veces en el suelo, sobrepasa o golpea cualquiera de las tres líneas de fuera, sobrepasa la pared posterior, golpea en la banda de falta (el sonido metálico lo atestiguará en este caso).
  5. Se repite el punto si: Se obstruye claramente al contrario y no puede jugar la pelota o si se golpea al contrario accidentalmente con la pelota por estar éste en la trayectoria. En cualquier caso, lo elegante es que, al darse la situación de que el oponente obstruya la trayectoria, antes de impactarle pidamos let y repitamos el punto.
  6. Se juegan 11 puntos, y se pueden ganar estando o no en la posesión del saque.

Las reglas al completo están en la página de la Federación Mundial de Squash.

Cómo jugar squash: Consejos tácticos

Observa a tu rival y explota sus debilidades: Mira cómo se está posicionando y que golpes le cuestan más, hazle correr y estar incómodo. Cuanto más forzado vaya el rival, más cómodo darás tu próximo golpe.

Domina la T y saca de ella a tu rival: La T es la zona en forma de T del centro de la pista entre la línea de falta y línea media. Desde esta posición puedes llegar más fácilmente a todas las bolas y jugarás más cómodo, controlando el partido. Si tu rival está en la T, tienes que sacarle de ahí en cuanto puedas para recuperarla tú.

Resta en paralelo aunque no siempre: Si el resto lo diriges al mismo campo en el que estés tú harás que tu rival tenga que desplazarse una distancia mayor y devuelva el golpe más forzado. Un buen resto puede hacerte ganar la T.

Sé original con el saque y observa a tu rival: Si se adelanta mucho trata que sacarle bombeado, si se pega mucho a la pared trata de cogerle por el centro, alterna saques bombeados con saques fuertes y saques lentos para pillar por sorpresa a tu adversario y hacerle sentir incómodo.
Siempre, nada más sacar, debes posicionarte rápidamente en la T.

Controla tus nervios y tu desgaste físico: No pierdas la paciencia y entres en un bucle de no retorno, si ves complicado ganar a tu rival usando sus armas, repasa tus errores y focaliza en los consejos anteriores. También puedes pausar el juego brevemente para descansar si acabas de hacer un gran esfuerzo en un punto, pero sin caer en la maniobra Djokovic, aprovéchalo. Y por favor calienta antes de jugar y estira después.

Preparación física para jugar squash

En el squash se necesita del tren superior para imprimir potencia a los golpes, pero prima el tren inferior para incrementar la capacidad de llegada así como la resistencia.

Para ejercitar la resistencia emplearemos el método HIIT que consiste en alternar series de 30 segundos de sprint , yendo un nivel por debajo de la capacidad máxima con 30 segundos de trote a media capacidad. Antes de empezar debemos calentar 5 minutos de carrera continua a intensidad media. El número de series dependerá de nuestra capacidad, y lo recomendable es hacer esta rutina 3 veces a la semana, empezaremos con 5 series el primer día, ampliaremos a 6 el segundo y terminaremos en 7.

Un buen ejercicio para fortalecer tren superior e inferior al mismo tiempo es combinar sentadillas con ejercicio de extensión de triceps por encima de la cabeza con una mancuerna. En la bajada de la sentadilla pasamos la mancuerna por detrás del cuello con los brazos sosteniéndola por uno de los discos, al subir de la sentadilla alzamos la mancuerna.

A qué edad pueden empezar a jugar los niños a squash

No existe realmente una edad en la que puedan iniciarse, sin embargo hay que tener en cuenta que el squash es un deporte que requiere una gran coordinación, además de una buena forma física.
Si hablamos de niños por debajo de los 8 años lo preferible sería que jugasen con los padres antes de mandarlos a un centro a tomar sus primeras clases, es posible que haya instructores que se nieguen a entrenarlos por su juventud.

Diferencias entre squash y otros deportes de raqueta

Diferencias entre squash y tenis

El tenis se juega en una pista más grande en comparación y no hay paredes integradas en el área de juego en las que la pelota pueda rebotar.
El tenis requiere de una gran técnica y precisión en el golpeo y una preparación física más aeróbica y menos explosiva.
A diferencia con el squash el tenis se juega con una red que delimita los campos de los oponentes.
Las raquetas de tenis son más pesadas y la pelota bota mucho más alto.

Diferencias entre squash y frontón o frontenis

La pista de frontenis está delimitada por tres paredes dejando libre un lateral. Se juega sin red al igual que en squash, y generalmente se juega por parejas, con un delantero y un zaguero por equipo. La raqueta es más similar a la de tenis, contando con un encordado menos tenso y una cabeza de raqueta más amplia para desarrollar mayor potencia.
Ambos son deportes de gran intensidad.

Diferencias entre squash y racquetball

Ambos deportes pueden jugarse en la misma pista, sin embargo las líneas de una pista de racquetball no coinciden con las líneas de una pista de squash ya que hay diferentes áreas que delimitan por ejemplo el lugar en que se espera el resto.
Además de las líneas, el reglamento es diferente en ambos deportes y el material con el que se practican también tiene diferencias que consiguen que el racquetball sea un deporte en que los puntos no alcancen rallies de demasiados golpes seguidos.

Diferencias entres squash y bádminton

El bádminton se juega con una raqueta muy ligera y alargada y con un volante o pluma en lugar de la pelota de goma que se utiliza en squash. Puede ser similar por las dimensiones de la pista, sin embargo, esta pista es abierta y dispone de una red en la parte central delimitando los dos campos.

Diferencias entre squash y pádel

El pádel es un deporte que se juega a dobles en una pista con unas dimensiones similares a la pista de tenis pero cerrada por cuatro paredes. Al igual que la pista de tenis, cuenta con una red que separa los campos. Las raquetas de pádel (o palas), no tienen encordado, son macizas y están fabricadas con materiales que absorben bien los impactos dada la propensión al uso de la volea en este deporte.


Aprende más sobre squash:



Hoy, de de , es un gran día para compartir